Claraboyas – luz natural, la mejor luz

Una propuesta para cada proyecto.

El uso de las claraboyas aporta excelentes soluciones a nuestros edificios. Permiten la entrada de la luz natural con el consiguiente ahorro energético. Es también una excelente solución para disponer de un sistema de ventilación, de salida al exterior o de salida de humos. En www.complementosdeinterior.com disponemos de todo tipo de claraboyas para dar solución a cualquier proyecto.

Luz natural, ahorro energético, ventilación, seguridad son en definitiva una mejora de la calidad de vida.

Las formas de las claraboyas:

Las formas más habituales de las claraboyas son cuadradas, rectangulares, piramidales y circulares.

Los tipos de claraboya según el mecanismo de apertura:

Claraboya fija. Es el que se utiliza normalmente. No permite la ventilación ni dispone de ningún sistema de apertura. Se utiliza como sistema de iluminación natural.

cuadradas-fija-1

Claraboya de apertura telescópica. Es un sistema de apertura pensado especialmente para acceder a la cubierta desde el interior. Según sea la medida de la claraboya la apertura variará de 70º a 85º. Dispone de uno o dos amortiguadores telescópicos según el tamaño. No es adecuada para la ventilación. Los mecanismos en la claraboya vienen montados de fábrica.

cuadradas-telescopica-6

Claraboya de apertura por husillo. Es un sistema de apertura pensado especialmente para dar ventilación en naves industriales, comercios, cuartos de baño, pasillos, etc. El husillo se acciona por medio de una manivela tipo toldo, de 1,8 m de longitud, que se facilita como accesorio. Mediante el accionamiento de la manivela, la cúpula se abre, pudiendo dejarla fijada en la posición deseada hasta una apertura máxima de 30 cm. No es aconsejable instalarla en alturas superiores a 4 metros. Los mecanismos en la claraboya vienen montados de fábrica.

piramidal-husillo-3

Claraboya de apertura eléctrica. Es un sistema de apertura pensado especialmente para dar ventilación como el de husillo. El mecanismo se acciona por medio de un motor eléctrico con un pulsador (no suministrado). Es el sistema más indicado para salones, grandes almacenes, despachos, etc. Es la mejor opción para cuando se busca la mayor comodidad o cuando la claraboya está instalada a más de 4 metros de altura. La cúpula puede abrirse dejándola fijada en la posición deseada hasta una apertura máxima de 30 cm. La dimensión del motor está de acorde con el tamaño de la cúpula. Existe la posibilidad de suministrar la claraboya eléctrica con centralita, mandos a distancia y sensores de lluvia o viento. Los mecanismos en la claraboya vienen montados de fábrica.

piramidal-electrica-3

Los tipos de zócalos de las claraboyas:

El zócalo es el soporte que se coloca sobre la cubierta y sirve de apoyo a la cúpula.

La elección del material con que está fabricado el zócalo dependerá de las necesidades de cada proyecto. Los más habituales son:

Zócalo de PVC: Todo el zócalo está fabricado completamente en PVC. Es el sistema más eficaz y de menor mantenimiento. En su interior hay una cámara de aire que mejora considerablemente el aislamiento térmico con el consiguiente ahorro energético. La parte interior tiene un buen acabado en color blanco que no requiere un pintado posterior ni mantenimiento y la exterior viene acabado rallado para facilitar el agarre de los materiales de impermeabilización.

Zócalo de PRFV: Está fabricado con poliéster reforzado con fibra de vidrio. En su interior hay un aislamiento térmico en base de espuma de poliuretano. La parte interior tiene un acabado blanco y la exterior es rugosa para facilitar el agarre de los materiales de impermeabilización.

socalo-PRFV

Los tipos de cúpulas:

La cúpula es la parte superior de la claraboya, normalmente es de forma esférica a excepción del modelo piramidal. Permite la entrada de luz y una correcta evacuación del agua.

Las cúpulas de calidad están fabricadas en metacrilato en color hielo o transparente. Este material no amarillea y mantiene la transparencia durante años.

Cúpula bivalva: Una cúpula bivalva es la unión de dos cúpulas creando una cámara de aire intermedia, por lo tanto una claraboya con cúpula bivalva es una claraboya con dos cúpulas. Teniendo en cuenta las condiciones climáticas extremas que se dan en las cubiertas, es muy recomendable instalar una cúpula bivalva ya que evita el riesgo de condensación que se produce en condiciones extremas de temperatura y humedad. Garantiza un aumento considerable del aislamiento térmico con el consiguiente ahorro energético. La cúpula exterior se puede elegir entre color hielo o transparente. Normalmente se entrega en color hielo y la interior es siempre transparente.

cuadradas-electricas-5

Se fabrican también cúpulas especiales para usos específicos como para terrazas transitables.

Visita nuestra tienda con total confianza:

www.complementosdeinterior.com